La motocicleta.

BMW R 45 de 1979

Tres momentos: Cuando la compré. En una de mis primeras salidas. Cuando le instalaron las maletas.

           Siempre me resultó atractivo el hecho de tener una motocicleta pero por circunstancias de la vida, mi padre se negó rotundamente. Luego no encontré ni el momento, ni el ambiente. Sí que hubo una época en la que coincidí con amigos que tenían moto pero no fue más allá de hacer un viaje o dos.

 

           En el año 2007 me he decidí. Compré mi primera motocicleta, una BMW R 45 de 1979, de segunda mano. Es justamente la moto que siempre soñé.

 

           Los inicios siempre están llenos de dificultades, así que, problema tras problema se fue superando ésta primera etapa.

 

           En poco tiempo me pasaron muchas cosas como: caídas en parado, quedarme sin gasolina, batería que no responde, pérdida de las llaves de la moto. Fue una mala aventura que ahora queda lejos. Lo pasé francamente mal pues me veía superado por todo aquello. Además de la motocicleta de 28 años, mi impericia y la falta de práctica no ayudaron mucho.